Wednesday, May 30, 2012

Martha Debayle es una pendeja

Hoy, mientras tranquilamente degustaba mi rico desayuno, escuchaba la cadena de Wradio. En inicio, escuche "El Mañanero" con Victor Trujillo o Brozo. Todo transcurrió tranquilamente hasta que dio inicio el programa de Martha Debayle. Ahora sí debo decir, mi nuevo némesis es esa puta de mierda. Como todos ustedes saben y de no ser así se los platico rápidamente, resulta ser que la semana pasada, en una casa de Neza, un sequito de doce personas rezaban por evitar una catástrofe, un temblor que supuestamente iba a terminar con toda vida en la Tierra. Después de varios días de rezos y demás mamadas inútiles, resulta ser que, durante el clímax del ritual, era necesario mantener los ojos cerrados. Uno de los miembros del ritual, un niño de nombre Fernando de tan sólo seis años, por obvios motivos no quería cerrar los ojos, la madre y la tía del niño, sugirieron, extírpale los ojos. Lo cual realizaron a sangre fría utilizando como arma, una cuchara. El niño actualmente está en tratamiento y jamás, sin importar los recursos que se aporten, repito, jamás volverá a ver, únicamente porque su madre era una fanática, inculta pendeja de puta mierda. Le vaciaron el nervio óptico y de paso derramaron líquido encefálico por la violencia del ataque.

Lo sé, es una noticia que incluso para mí, esta de la súper VERGA. Ahora bien, ¿porque toco este tema?

PORQUE EL ALTRUISMO PUBLICITARIO ME PARECE UNA PENDEJADA Y UNA MIERDA. 

Por la mañana del día de hoy, miércoles 30 de mayo, una conocida locutora de radio, entrevista al padre y abuela del niño torturado. Una risita estúpida enuncia el saludo a la abuela, a quien afectuosamente llama "tocaya". Increíble. Honestamente soy incapaz de tolerar la falta de seriedad y sentido común de Martha Debayle. Culpo, plagado con indignación a W Radio, a la audiencia del programa y a la conductora de dicho programa. Demeritan la calidez humana e insultan la compasión. Roban, con toda la intención de mejorar su audiencia, todo sentido de altruismo y valor que pudiera tener la gente que legítimamente ostenta el deseo de ayudar. Han etiquetado al niño con un gran logotipo de su estación. Le han convertido en un producto que carga en su dañado cuerpo, la calcomanía de W Radio y el desagradable rostro de una mujer que se preocupa más por vender que por informar. Sus métodos me dan asco. Claro, han utilizado la carta bajo la manga, han aclarado es, su mayor interés apoyar al niño, sin embargo, exaltan a un padre ausente y a una abuela indiferente. Escuché más sentimiento proveniente del secretario de salud que del mismo padre del niño. Esta sociedad se encuentra inmersa en un nivel de estupidez colectiva que va más allá de lo imaginable. A ojos de cualquier ser humano racional, el padre y la abuela son culpables. Supongo, la entrevista en vivo vale más que el sentido común para la señora Debayle. Claramente, como la gran mayoría de seres que predican la ayuda, buscan retribución tanto moral como personal y en este caso, financiera. Un padre incapaz, ausente y ajeno a su propia familia. Un hombre que no contaba con la facultad de vislumbrar la enfermedad de una madre. Un ser humano que permitió a un colectivo de doce personas extirpar los ojos de su propio hijo. Una secta dañada y enajenada bajo la ilusión de una promesa divina, es, en todo el sentido de la palabra, un grupo de soberanos imbéciles. Mientras tanto esta señora locutora se encuentra en vivo, ante un auditorio de millares, tornando en mártires a los familiares que probablemente tuvieron culpa en este asunto, el niño se encuentra hospitalizado, indiferente, trastornado y mutilado. Dos cuencas vacías imposibilitan a este niño de casi seis años contemplar la mercadotecnia que le rodea, las hienas que manipulan la opinión pública para conseguir patrocinadores y el rostro engañoso de esta señora Debayle, quien cuando no se encuentra atendiendo sus negocios personales con grandes empresas, trabaja como la portavoz de una de las empresas más lucrativas de este país.
El altruismo, la mayor mamada del mundo EVER.

Realmente esta pinche manipuladora con arena en la vagina me tiene hasta la madre. Su programa es un infomercial de tres horas, en el cual asusta a las viejas del cáncer de mama, para luego venderles el succionador de pezones que permite encontrarlo mientras genera estímulos sexuales.


En una ocasión, me toco escuchar que esta anciana se encontró un bulto en el seno. Obvio, como buena arrogante y mamona, dijo que en tres días ya le habían hecho todos los estudios posibles. ¿Qué crees pendeja? POCA GENTE TIENE ESAS FACILIDADES. En lugar de eso, vendió a una clínica especializada, en lugar de intentar sugerir centros gratuitos.  Busque, investigue y en todo clínica privada, (la neta busque en medio chinga) sólo una mamografía, cuesta 500 baros más la consulta, mil baros  más el transporte etc. Obvio si eres del 80% de los pobres como yo y tienes cáncer, ya valiste verga.

Analicen a cada persona que proclama salvar al planeta, a los delfines, a las focas, a los perros, a su puta madre. Todos y cada uno de ellos, buscan, con gran ahínco meterlo hasta por el ano a todos aquellos "inmorales" que no apoyan su causa. Honestamente lo que ocurre es que el ser humano tiene una arrogancia tan grande, que requiere retribución y cariño constante. Todos estos altruistas de mierda, buscan una palmadita en la espalda y una sonrisa por su labor, cuando en realidad un apoyo honesto se hace en silencio. En su gran mayoría, si se quejan de la basura, es para no verse afectados personalmente. Quieren un lugar lindo y puro para ellos mismos. El ser humano, como raza, como especie y como chingadera que habita en la Tierra, NO ES SUSTENTABLE. El planeta, se caga de risa de cómo vamos a valer pito. El planeta está perfectamente bien. Nosotros nos vamos.


                                             El planeta no está jodido, el ser humano lo está.

Ya me cagó meterme a Facebook y ver que todos los días se intentan dar mensajes "positivos", gritos de ayuda por los marginados y la verga, cuando, quienes lo escriben, son personas que se encuentran privilegiadas y ajenas al problema. El sentido de pertenencia es lo único que orilla a esta sarta de monos a ponerse la camiseta de una causa, cuando en realidad no hacen ni verga más que predicar mensajes que se oyen "chispa". ¿Quieren ayudar?

                                                             SOMOS DEMASIADOS



Por mi parte, denuncié a esta puta y a WRadio con el instituto mexicano de la radio.