Friday, April 23, 2010

A day in the life..

Una vez dos pordios tuvieron un día espantoso:

Salimos, ya pedísimos, a una fiesta y por andar pendejeando le tronamos una llanta al carro.

El pordio en cuestión creyo que era muy gracioso hecharnos descargas de un extintor mientras cambiábamos la llanta de SU carro.

Después de un ratote en que tuvimos que lidiar con un tira que nos preguntaba ¿por qué hechan el extintor si no hay fuego? llegamos a la fiesta y ya no había ni madres, por lo que se nos antojo chusco gritarles ¿que pedo piuts? y largarnos por donde habíamos venido.

En camino a salir algún imbecil nos lanzó una botella de cerveza que casi nos pega en el carro. En mi peda espantosa incité al pordio conductor a parar el carro y bajarnos a armarla de pedo. Muy gallitos ivamos sobre los dos idiotas que nos habían lanzado la botella, pero en eso, uno de ellos chifla y comenzarón a salir cientos de morlocks de las paredes y las alcantarillas. Había unos ñores con cadenas y otros pendejos armados con botellas.

Nos dieron una rastriza.

Si no fuera por que teníamos al kaiser de nuestro lado, que por cierto le rompió el brazo a un morlock como quien mata a una mosca y por otro cuate que nos reconoció y paro el embrollo, hubieramos muerto ese día.

Enmedio de la trifulca un estupido me gritaba ¡tengo fogón! y yo etilícamente le contestaba ¡pues sácalo puto! mientras al pordio en cuestión lo mandarón de nalgas de un solo madrazo. (a mi también me toco una patada en el culo).

Por cierto otros dos pordios y un ramero se quedaron adentro del coche sin hacer el paro. pinches.

Después de la putiza el pordio en cuestión fue a visitar a su vieja solo para encontrarla saliendo de la casa de su némesis.

EL ramero que se había quedado dentro del carro sin hacer el paro me confesó esa noche que se había hechado a mi vieja de aquel entonces bajo mis narices.

Un tipico día pordio.

Pero todo se paga o se equilibra con el karma. como prefieran.

El ramero anduvo con una vieja durante cuatro años que decir que le hizo la vida imposible es poco.

los pordios que no le entraron fueron mandandos a golpear por una vieja loca.

El némesis del otro pordio, al fin un amigo chido, también se tuvo que enfrentar a unos demonios bien pitudos en su vida posterior. Que por cierto ya no es el némesis del pordio en cuestión y ahora son los "milky brothers".

El kaiser recuperó la confianza en su fuerza arrolladora esa noche.

De los pendejos que nos madrearon ya no se que fue de ellos y solo espero que se los haya violado un toro sidoso. excepto el cuate que paro la putiza: que Dios lo recompense con mil culos femeninos ardientes.